30 de junio de 2005

Cuando un Gundark estornuda,,,

Todo el mundo ha escuchado hablar de Isaac Asimov, Robert A Heinlein, Arthur C. Clarke, Larry Niven, como íconos de la literatura de Ciencia Ficción (algunos llegan a mencionar a George Lucas, ignoro las razones de esto). Y no cabe la menor duda de que este posicionamiento es más que merecido. De la pluma de estos prolíficos escritores han surgido las historias más memorables de la cultura de aventuras de ficción y space opera. Isaac Asimov, con sus historias de robots, sus 3 leyes de la robótica, la psicohistoria y su fértil imaginación; Robert Heinlein ha logrado plasmar historias muy detalladas, juveniles, llenas de aventura y que tienen la virtud de exponer ante el lector muchos datos de orden científico que de otra manera estarían fuera del alcance de este... Larry Niven y su Mundo Anillo, y lo que falta por mencionar...

Pero esto es hablar únicamente de un fragmento del amplio espectro dentro de este género. La ciencia ficción ha sufrido en los últimos años una evolución que la ha hecho más madura, menos "pulp" como los pasquines de mediados del siglo pasado. En cierta forma, la ciencia ficción ha preparado al hombre de hoy, presentándole ayer lo que vendría mañana. Muchos expertos actuales en robótica vieron surgir su interés en este medio a partir de la ficción de Asimov. Muchas personas lograron entender aunque sea ligeramente aspectos tan rudos dentro de la divulgación científica como la física tetradimensional gracias a escritos como "And he build a crooked house" de Robert Heinlein donde explica de manera muy amena y clara muchos de los aspectos desconcertantes que tiene la física de un teseracto o hipercubo. Silent Running, de Douglas Trumbull (creador de los efectos especiales en "2001 a space odyssey") es capaz de contarnos una historia de ficción donde los seres humanos son capaces de construir espacionaves titánicas como invernaderos para preservar la flora terrestre, pero anacrónicamente son capaces a su vez de olvidar una ley de la naturaleza básica como la ley del cuadrado inverso. Iain Banks crea personajes y mundos verdaderamente espectaculares en su serie de La Cultura con un humor desenfadado, los gigantescos VGS (Vehículos Generales de Sistema) naves de varios kilómetros de envergadura, que contienen complejas ecologías, capaces de abergar incluso astilleros para construir más naves, tripuladas todas estas por "mentes" robóticas dotadas de auténtica Inteligencia Artificial; y si de ingenios gigantescos hablamos, podemos mencionar el Mundo Anillo, de Larry Niven, una banda de varios millones de kilómetros de ancho, con un radio de 150 millones de kilómetros que circunda un sol. Son solo aspectos característicos de esta ficción.

Pero dentro de toda esta pléyade de autores, un elemento general destaca prácticamente en todos y cada uno de estos trabajos. La grán mayoría de estos escritores tienen preparación científica. Son personas como Robert Heinlein que tienen preparación universitaria en Ingeniería, son escritores que saben de lo que escriben. Dominan la jerga científica y saben teñir sus relatos con maravillas que ahora nos parecen imposibles, pero que pueden, eventualmente, convertirse en realidad. Y a esto quería llegar.

En numerosas ocasiones la gente ha confundido la ciencia ficción con el mero aspecto tecnológico. El simple hecho de ver rayos laser o naves espaciales resulta más que suficiente para el ciudadano medio que cataloga este material de antemano como Ciencia Ficción, pero esta denominación no siempre puede ser utilizada de manera tan libre y despreocupada. ¿Un caso en particular? Star Wars.

La Guerra de las Galaxias resulta entretenida, tiene una historia medio simplista, pero al mismo tiempo ostenta la virtud de atrapar al espectador con sus fastuosos efectos especiales. La imaginación de Lucas no está en entredicho cuando nos presenta a los personajes, los mundos y la tecnología que caracterizan su creación. Pero en el sentido más estricto de la palabra, no creo que sea prudente catalogar Star Wars como Ciencia Ficción. Esto, por supuesto, es solo una opinión personal. Hay y habrá personas que no estén de acuerdo con esto que acabo de comentar. Pero por mi parte, estoy convencido de que la etiqueta de Ciencia Ficción no le queda en absoluto a la creación de Lucas. El mismo Irvin Kershner, director de "Empire Strikes Back" catalogó la historia como un "cuento de hadas", un mito que dista mucho de tener las características de una buena película de ciencia ficción.

Como ciencia ficción, no se entiende únicamente la alta tecnología. La ciencia ficción es un género de narración especulativo donde los relatos presentan el impacto de avances científicos y tecnológicos, presentes o futuros, sobre la sociedad o los individuos. Para que una historia se pueda considerar como tal, necesita cubrir esos y otros criterios… criterios que desgraciadamente no se encuentran por ningún lado en Star Wars. esto es: ciencia especulativa. En absolutamente ninguna parte de las 6 películas puede uno escuchar algo que se aproxime siquiera remotamente a eso, ni siquiera se puede ver. Y de hecho, está plagada de errores e inexactitudes que en numerosas ocasiones rayan en lo absurdo. En una famosa escena de “El imperio contraataca (a mi gusto, la mejor de todas) el Millennium Falcon se esconde en el crater de un asteroide, que en realidad contiene una babosa espacial de proporciones titánicas. Eventualmente salen despedidos del lugar, a punto de ser devorados por el gigantesco monstruo. ¿De qué se alimenta esta babosa? ¿Como puede vivir en el vacío? son algunas de las cuestiones que no se resolverán jamás en la película, pues solo es un recurso para que la nave salga de su escondite para enfrentarse nuevamente a las huestes del imperio. Y detalles como éste abundan en toda la serie. En una historia de Ficción, en un relato lleno de ideas, ¡las ideas deben funcionar!

En Star Wars, A New Hope, escuchamos a Han solo profiriendo pifias como “El Millenium Falcon es tan rápido que hizo el recorrido de Kessel en 12 parsecs” ¡Esto es una verdadera barbaridad! El equivalente en nuestro modesto planeta, sería a: “Mi auto es tan veloz, que puede hacer el recorrido de Insurgentes a Satélite en 20 kilómetros” (o su equivalente). Lucas, pretendiendo utilizar jerga científica, falla miserablemente, utilizando una medida de distancia como si fuera de tiempo. Hay hechiceros, princesas, dragones, duendes, y hasta un “Dungeon” (recordemos la estrella de la muerte) lleno de peligros. Nada nuevo bajo el sol. (O bajo el sistema doble de Tatooine).

Quizás el valor de Star Wars tenga más que ver en el aspecto mitológico, incluso ideológico que en aspecto de ficción especulativa. Las tropas de choque imperiales, la fuerza élite del Imperio fueron conocidos en Star Wars como Stormtroopers, o tropas de la tormenta. Un nombre “cool” para un niño de 12 años, realmente me gustaba ese apelativo, y no fue hasta después, cuando me enteré que asimismo, los soldados alemanes durante la segunda guerra mundial también eran conocidos como tropas de la tormenta. Referencias de este tipo, donde se involucran elementos presentes en varias culturas y en varios tiempos de nuestra historia abundan a lo largo de la narración. Vamos, incluso hasta alusiones concretas a determinadas religiones pueden encontrarse, como la peregrina idea de que Anakin fue concebido por obra y gracia de la divina intervención midicloriana, ¡sin ayuntamiento sexual previo! una clara alusión al mito judeo cristiano del nacimiento de Jesús, o cualquier otro mesías de su elección, si usted pertenece a la oposión :S

Los mismos uniformes imperiales tenían una marcada influencia alemana de esa época de nuestra historia. Sin mencionar el casco de Darth Vader (mezcla de samurai con káiser). Villano de villanos, así como su traje negro, reminiscencia de las gabardinas negras de los oficiales de la Gestapo, la tan temida ”SS”. La misma Alianza Rebelde encuentra su homónimo en los aliados en la segunda guerra mundial, George Lucas tenía que dejar bien claro quienes eran los malos y quienes eran los buenos en su épica, por ello mismo fue que adoptó tantos íconos reconocibles aunque sea inconscientemente. La Alemania nazi de esos tiempo es recordada por muchos como una época de terror, donde las garantías individuales eran violadas cotidianamente.

Aunque, para ser honestos, no todas las referencias a lo largo del relato corresponden a periodos de la historia de nuestra civilización:

Los nombres de algunos de los alienígenas que aparecen en la cantina, (Klatoo, Niktu, Barada) son en realidad frases que un extraterrestre casi olvidado del cine de ciencia ficción de los años 50 dice brevemente, antes de ser agredido por el ejército de los Estados Unidos, en un intento de repeler una supuesta “invasión” en la película “The day the Earth stood still” un clásico que actualmente es conocido por muy pocos.

Es indudable el impacto que tuvo esta saga en la cultura popular. Todo el mundo sabe lo que significa "que la fuerza te acompañe", muchos nos sentimos identificados con un personaje cuando menos, nos maravilla la inventiva de su creador, (no su dirección, que conste, como director, Lucas es un excelente ginecólogo) y en más de una ocasión se emiten frases de asombro ante la brillantez de los efectos especiales. Pero, me temo, mucho le falta aún al señor Lucas por aprender, de los verdaderos maestros de la narrativa fantástica.

28 de junio de 2005

Leyes de la animación japonesa

¿Cuantas veces, al ver una serie de anime, se pueden ver numerosos clichés que independientemente de la serie, se repiten constantemente? parece ser una especie de fórmula que numerosos autores/estudios siguen al pie de la letra. Presento, pues, aquí una breve lista de leyes que pueden explicar este extraño fenómeno cultural del que abundan ejemplos en cualquier serie de anime/manga. Hace ya varios años que leí algo similar en algún lugar, no recuerdo donde, esta es una reproducción de acuerdo a como la recuerdo, por lo que ruego su comprensión si no tiene mucho sentido... Leed pues, las leyes de la animación japonesa.


#1 - Ley de Irregularidad Metafísica
Las leyes naturales de la física no aplican en ningún caso.

#2 - Ley de Gravitación Diferenciada
Siempre que alguen o algo salta, es arrojado o cualquier cosa similar, y se convierte en un objeto aereo, la gravedad es reducida en un factor de 4.

#3 - Ley de Amplificación Sónica. Primera Ley de la Acustica en Ánime
En el espacio, sonidos fuertes como explosiones se escuchan más fuerte, porque no hay aire que se interponga en el camino.

#4 - Ley de Propulsión Constante, Primera Ley de el Movimiento en Ánime
En el espacio, impulso constante es igual a velocidad constante.

#5 - Ley de Movilidad Mecánica, Segunda Ley del Movimiento en Ánime
Entre mas grande es un aparato mecánico, más rápido se mueve. Mecas blindados son los objetos más rápidos conocidos por la ciencia humana.

#6 - Ley de Variabilidad Temporal
El tiempo no es una constante. El tiempo se detiene para el heroe cuando hace algo "chido" o impresionante. El tiempo se ralentiza cuando amigos o amantes son asesinados y se acelera cuando hay una pelea.

#7 - Primera Ley del Tiempo de Mortalidad
Los buenos y los malos mueren siempre de una o dos maneras. Ya sea rápidamente, que ni lo ven venir, o en un tiempo muy dilatado, suficiente para que el personaje obtienga respuestas a problemas filosóficos sobre la manera en que la sociedad funciona, la razón de la existencia humana o por que el pan tostado siempre cae al piso del lado de la mermelada.

#8 - Segunda Ley del Tiempo de Mortalidad
Le toma algún tiempo a los malos para morir,,, sin importar el daño físico que tengan. Incluso cuando los "chicos malos" son eliminados tan rápidamente que no lo vieron venir. Les toma un tiempo darse cuenta que están muertos. Esto se cree es debido a que la maldad daña el Lóbulo Temporal del cerebro.

#9 - Ley del Énfasis Dramático
Escenas que contienen extremas cantidades de acción son representadas por medio de imágenes fijas o pantallas en negro con un golpe de color (usualmente rojo o blanco).

#10 - Ley de la Multiplicidad Dramática
Escenas que solo suceden una vez, por ejemplo, cuando el bueno golpea al malo en la cara, son vistas al menos 3 veces desde 3 ángulos diferentes.

#11 - Ley de Combustión Inherente
Todo explota, todo.

Primer corolario - Todo lo que explota, primero se deforma.

#12 - Ley de Foto-Emisión Diferenciada.
Casi todo emite luz desde heridas fatales.

Primer Corolario - Todos los objetos o personajes que son arrojados a grandes distancias producen una chispa de luz en el lugar donde desaparecen de la vista, similar a una explosión de supernova (esto se relaciona asimismo con la Ley de Gravitación Diferenciada)

#13 - Ley de Emisión Energética
Siempre hay una precarga antes de que los Mecas o armas espaciales disparen. Debido a las cualidades explosivas de las armas, se piensa que esto está relacionado a la Ley de Combustión Inherente.

#14 - Ley Inversa de la Magnitud Letal
El potencial destructivo de una arma es inversamente proporcional a su tamaño.

#15 - Ley de Inconclusión Bélica
Nadie se queda *NUNCA* sin municiones. Esto es, por supuesto, a menos que esten acorralados, en desventaja numérica y táctica, fuera de forma, e inconsientes.

#16 - Ley de Exactitud Inversa
La puntería de un "chico bueno" cuando opera cualquier forma de arma se incrementa mientras la dificultad del tiro se incrementa. La puntería de un "chico malo" decrece operando armas de fuego conforme la dificultad del tiro decrece asimismo. (También conocido como el "Efecto Stormtrooper") Ejemplo: El "chico bueno" en un estupor alcohólico sostenido de cabeza desde un vehículo en movimiento y maniatado siempre hará blanco en su objetivo, mientras que batallones enteros de "chicos malos" disparandole al bueno parado y solitario en medio de un area abierta siempre fallarán.

Primer corolario - Entre mas "chicos malos" haya, menos probabilidad que le den a alguien o que hagan algún daño.

Segundo Corolario - Siempre que "el chico bueno" esté en desventaja numérica, los "chicos malos" se alinean en filas ordenadas, permitiéndole al heroe eliminarlos a todos con una simple rafaga de fuego automático para que después escape.

Tercer corolario - Cuando un "chico bueno" es impactado por fuego enemigo, esto sucede en un area designada para "chicos buenos" normalmente en una herida recientemente provocada en un hombro o brazo, que restringe al bueno de hacer algo más extenuante que conducir, disparar o usar armas antimotines, operar maquinaria pesada, o hacer complejos movimientos de artes marciales.

#17 - Ley de Trascendencia Romántica.
Ranma chan y Rei Anayami son unas mamacitas. (*Nota: La minoría opositora en el Distrito Federal no está de acuerdo con esto, y considera que las personas que asi opinen deben salir mas seguido de sus casas*).

#18 - Ley de Capacidad Hemoglobínica
El cuerpo humano contiene 20 galones de sangre. Algunas veces incluso más.

#19 - Ley de Consistencia Demónica
Demonios y otras criaturas sobrenaturales por lo menos tienen 3 ojos, una cantidad impresionante de colmillos, tienden a ser verde-amarillos o cafés, no es desconocido incluso que tengan un trasero negro, y solo pueden ser heridos por armas del tipo de las espadas.

#20 - Ley de Incapacidad Militarística
Enormes armadas, gigantescas galaxias de invasores, e impresionantes maquinas de guerra, llenas de guerreros crueles, sin corazón y hambrientos de sangre, pueden ser detenidos y vencidos con una simple demostración de amor o cariño, o por una canción.

#21 - Ley de Incapacidad Táctica
Los genios militares en realidad no lo son...

#22 - Ley de Indetectabilidad Inconsecuente
La gente nunca notará esos pequeños detalles,,, como una parte del cuerpo perdida o una herida del tamaño de Seattle.

#23 - Ley de Acción y Retroacción Romántica
Las chicas SIEMPRE odian a quien en realidad aman, y son unas machorras.

Primer corilario - Cuando se deciden a amar a alguien, se convierten en la personificación mas pura del feminismo y del amor desinteresado, llegando al grado de recibir el disparo que de todas maneras no recibiría su amado, debido al efecto contemplado en la Ley de Exactitud Inversa.

Segundo corolario - Todos los personajes masculinos, cuando ven a una chica desnuda, vomitan, sangran de la nariz y ponen caras de pelmazo.

#24 - Ley de Intelectualidad Juvenil
Los niños son más listos que los adultos, y casi siempre el doble de molestos.

#25 - Ley de Teletransportación Implícita
Siempre que hay una pelea, los participantes se mueven tan rápido que no se ve la transición de un punto a otro, se limitan a aparecer y desaparecer a voluntad, como si se teletransportaran.

#26 - Ley del Antagonismo Americantropomorfo
Los verdaderamente "chicos malos" siempre son Norteamericanos flacos.

#27 - Ley de la Inferioridad intelecutal Americantropomorfista
Los "chicos buenos pero estúpidos" son siempre Norteamericanos grandes.

Primer corolario - La única gente que es más estúpida que los tontos y grandes Norteamericanos son los traductores Norteamericanos. (algunas veces conocido como el efecto "aduana"

Segundo coroladio - La única gente que es más estúpida que los traductores norteamericanos, son los editores mexicanos y los censores.

Alguna similitud con mis leyes físicas en la religión son pura coincidencia xD

26 de junio de 2005

Batman en la Pantalla

A propósito del reciente estreno de Batman Begins parece apropiado echar un vistazo a las diferentes adaptaciones que se han hecho de las aventuras del Hombre Murciélago.

La primera aparición de Batman en comics fue en las páginas del número 27 de Detective Comics, publicado en mayo de 1939, y tan sólo cuatro años más tarde apareció la primera adaptación para la pantalla en forma de serial cinematográfico. Producido por Columbia Pictures este serial titulado simplemente "Batman" fue estrenado en julio de 1943 y constó de quince episodios de aparición semanal. En 1949 se realizó un segundo serial, esta vez bajo el título de "Batman y Robin". Este también fue una producción de Columbia pero tanto el elenco como el staff de producción eran diferente a los del primer serial.

Durante la campaña ultraderechista y conservadora que azotó a los medios norteamericanos durante la década de los 50's (periodo normalmente conocido como McCarthismo, por el senador McCarthy, principal instigador de la cacería de brujas) Batman también se vio afectado a raiz de la aparición del libro Seduction of the Innocent, del prestigiado psiquiatra Frederic Wertham, en 1954, situación que llevó a la de por si conservadora DC a realizar algunos cambios en sus publicaciones, dotándolas de un aire "más familiar". Estos cambios también se vieron reflejados en la siguiente adaptación de Batman a la pantalla, esta vez para televisión.

Adam West interpretaba a un Batmanrechoncho y bonachón en una serie que presentaba una versión poco seria de las aventuras del encapuchado, donde se hacía acompañar de un dicharachero joven maravilla. Realmente es difícil tratar de definir esta serie, pero muy probablemente nunca ha aplicado tan bien la expresión "es tan mala que resulta buena". La serie se transmitió originalmente de 1966 a 1968 y a la fecha se sigue repitiendo de manera más o menos regular. La serie nos presentaba una versión más bien humorística de las aventuras del Dúo Dinámico y su verdadero atractivo estaba en el extraordinario grupo de actores que dió vida a los villanos de la serie. Para bien o para mal, ésta serie representó para mucha gente su primer contacto con el personaje.

En 1968, tras la cancelación de la serie, CBS estrenó The Batman/Superman Hour, un segmento de versiones animadas de ambos héroes que la verdad resultaban más que olvidables. En 1977 se intentó de nuevo animar la carrera del personaje con The New Adventures of Batman, contando con las voces de Adam West y Burt Ward pero con el mismo éxito de su predecesora. Sin embargo, fue hasta 1989 que Batman impactó realmente al mundo del espectáculo.

La cinta estrenada ese año con el simple título de "Batman", dirigida por Tim Burton y estelarizada por Michael Keaton, Jack Nicholson y Kim Bassinger rompió todos los récords de taquillas y se convirtió en el fenómeno mercadotécnico más grande desde Star Wars. Tim Burton continuó con su aportación al mythos de Batman con "Batman Returns" (1992), estelarizada por Michael Keaton, Danny DeVito y Michelle Pfeiffer, y para muchos (yo incluído) ésta era la mejor película de Batman hasta hace algunas semanas. La creciente popularidad del personaje llevó a la creación de una nueva serie animada, The Batman Adventures, estrenada en 1992 y la cual sería la primera de varias series animadas desarrolladas por los productores Eric Radomski, Bruce Timm y Alan Burnett y de la que también se originó una película animada, Batman: The Mask of the Phantasm (1993), pero estas series animadas merecen ser analizadas posteriormente más a fondo.

Tras el éxito de Batman Returns Burton decidió perseguir otros objetivos y Warner puso la franquicia en manos del normalmente confiable Joel Schumacher (The Lost Boys). Lamentablemente la visión que tenía Schumacher del Caballero Oscuro no era tan oscura y distaba mucho de la de Burton. Batman Forever (1995) y Batman & Robin (1997) fueron las cintas dirigidas por Schumacher. Con Val Kilmer y George Clooney ocupando la parte protagónica en una y otra película, Schumacher parecía querer recrear el tono "chistosito" de la serie de televisión de los sesentas. Escenografías y trajes se llenan de colores estridentes mientras un guión lleno de humor de pastelazo pretende hacer olvidar a la audiencia los orígenes oscuros del personaje. La pobre aceptación de público y crítica, así como la disminución de los ingresos por parafernalia relacionada llevaron a Warner a reevaluar su asociación con Schumacher y buscar alguna forma de revitalizar la franquicia.

Proyectos fueron y vinieron entre chismes y rumores: Boaz Yakin (Remember the Titans) dirigiría una adaptación de la serie animada Batman of the Future; Darren Arofnosky (Requiem for a Dream) llevaría Batman: Year One a la pantalla con un guión co-escrito por Frank Miller; Wolfgang Petersen (Das Boot) se encargaría de revitalizar dos franquicias con la realización de Batman vs. Superman. El proyecto de Yakin se vino abajo tras la cancelación de la serie animada; Petersen optó por hacer Troy y dado que el guión de Arofnosky y Miller no causó buena impresión se dieron retrasos y prórrogas hasta que Arofnosky decidió concentrarse en un proyecto personal, The Fountain. Un par de meses después el estudio eligió a Christopher Nolan (Memento) como nuevo responsable del proyecto y poco después se agregó a David Goyer como guionista. El resultado, Batman Begins, es sin duda la mejor versión cinematográfica de Batman. Si no me creen, pueden comprobarlo por ustedes mismos en su cine favorito.

Un detalle que me ha llamado poderosamente la atención es la diferencia entre las visiones del personaje que han aparecido en la pantalla, especialmente en las más recientes versiones para cine. Mientras que en las cintas de Burton es posible hallar muchas reminiscencias del Batman de los cuarentas, más oscuro y violento (Batman solía portar un revólver), Schumacher eligió la época más ligera del personaje, reflejando la versión (comiquera y televisiva) del Batman de los 60's. Ahora parece que finalmente hemos llegado al momento de poder disfrutar de la versión definitiva del héroe enmascarado, ya que Nolan parece tomar su Batman de la visión de Frank Miller, considerada por la gran mayoría como la versión definitiva del personaje.

En futuros textos exploraremos las series animadas y algunas de las más importantes historias en la ilustre carrera del Hombre Murciélago.